14 agosto, 2022 Español

Cadena Politica

Periódico Digital

Atacante de Chicago entró a una sinagoga en Pésa

Tirador en desfile de Chicago entró a una sinagoga en Pésaj

 

 

 

Recientemente se registró un tiroteo más en Estados Unidos en esta ocasión fue durante un desfile del 4 de julio en el suburbio de Highland Park en Chicago en el cual se arrebató la vida a 6 personas, y al respecto un emisario local de Jabad dijo que había visto al presunto tirador entrar en una sinagoga durante Pésaj el pasado abril.

De acuerdo a medios el rabino Yosef Schanowitz reconoció la foto de Robert E. Crimo III, de 22 años, publicada por la policía después del tiroteo, y se dio cuenta de que se había encontrado con el sospechoso unos meses antes.

“Durante la última fiesta de Pésaj, esa persona entró en la sinagoga de Jabad. Tenemos un guardia de seguridad armado sentado al frente… Me acerqué a él y le pedí con severidad que se fuera porque noté que no era miembro de nuestra comunidad”, dijo Schanowitz.

Mencionó también que mantenía comunicación con las familias de las víctimas y que estaba “tratando de ser lo más útil posible en este momento difícil”.

Dicha sinagoga está ubicada a dos cuadras del lugar del tiroteo, ayudó a albergar a 4 adolescentes que estaban preparando un puesto de Jabad para el desfile después de que se escucharon los primeros disparos, según un informe de The Forward.

Te podría interesar: Video- Tiroteo en Chicago durante desfile de Día de la Independencia de EU

Después de recibirlos y asegurarse de que llamaran a sus padres, el rabino de Jabad condujo hasta el Hospital Highland Park para visitar a las más de 30 personas heridas en el incidente.

“Hubo caos… Hubo una sobrecarga de trauma inesperado”, le dijo a The Forward.

Pero eso no impidió que el rabino de 66 años, que se ofreció como capellán voluntario antes de la pandemia, corriera a la sala de emergencias y tratara de consolar a los heridos mientras recitaba la oración del Shemá Yisrael.

“Les dije que era un religioso y les deseé todo lo mejor”, dijo Schanowitz, y señaló que, si bien “la mayoría de las personas que vi no eran de la fe judía, algunas sí lo eran”.

Continuó: “Tienes que hacer lo que tienes que hacer. Pensé que al menos debería asegurarme de que haya clérigos en las instalaciones.

Te podría interesar: Se confirma muerte de un mexicano durante tiroteo en Chicago

“Simplemente nos lleva a casa que estamos viviendo en un mundo imperfecto y tenemos trabajo que hacer”, dijo.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel dijo que había recibido información sobre judíos afectados. Highland Park es un suburbio próspero aproximadamente a 40 km al norte del centro de Chicago. Al menos un tercio de sus 30,000 residentes son judíos y muchos son israelíes.

Entre las víctimas del tiroteo, dos fueron identificadas hasta ahora como Jacki Sundheim, una integrante del personal de una sinagoga del área de Chicago, y Nicholas Toledo, un abuelo mexicano que visitaba a su familia.

 

 

Con información de medios

About Post Author