7 julio, 2022

Cadena Politica

Periódico Digital

Exhorta COPRISEM a la ciudadanía para denunciar establecimientos que representen algún riesgo para la salud

denuncias

Recientemente, la Secretaría de Salud estatal, a través de la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de México (Coprisem), destacó la importancia que tiene la denuncia ciudadana como coadyuvante de la autoridad, ya que permite identificar aquellos establecimientos que ofrecen bienes y servicios o insumos para la salud, y que representan un riesgo para la población.

El Subdirector de Verificación Sanitaria del Organismo, Benjamín Roberto Vera Sánchez, señaló que las visitas de verificación a los establecimientos prestadores de bienes y servicios se llevan a cabo de manera aleatoria, pero también en atención a una queja o denuncia que presente algún ciudadano. De ahí, la exhortación de la COPRISEM para que la ciudadanía denuncie irregularidades en los establecimientos que consideren no adecuados para sus múltiples servicios.

 

El Subdirector también explicó que las mismas denuncias ciudadanas se reciben por vía telefónica, correo electrónico, en las oficinas centrales o en las instalaciones de las 18 Jurisdicciones de Regulación Sanitaria que hay en la entidad.

Por estos motivos, destacó la importancia de la población que realiza cabalmente sus denuncias o quejas; las cuales se atienden de inmediato si se presentan a través del correo electrónico:
denuncia.regulacionsanitaria@edomex.gob.mx y el teléfono 722-213-7000, así como al número 911.

 

Benjamín Roberto Vera Sánchez, agregó que una vez que se toma conocimiento de alguna inconformidad; donde el ciudadano debe brindar todos los datos que permitan la identificación del establecimiento para visitarlo, se determina llevar a cabo la verificación correspondiente y el desahogo del procedimiento jurídico administrativo. El funcionario aseveró que los responsables de los negocios o las personas que atiendan las diligencias, están obligadas a permitir el acceso a los verificadores sanitarios que se encuentren habilitados, pues de no hacerlo puede implicar una suspensión total de sus actividades.

Incluso, señaló, puede ser motivo de una sanción que podría oscilar de las 6 mil a las 12 mil Unidades de Medida y Actualización (UMAS), que serían alrededor de medio millón de pesos.