16 mayo, 2022

Cadena Politica

Periódico Digital

“De delincuente, a gozar de su libre desarrollo personal”

Daniel Vergara columnista

 

Por: Daniel Vergara.

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró la inconstitucionalidad del artículo 478 de la Ley General de Salud en la porción normativa “… en igual o inferior cantidad a la prevista en la misma…”, al impedir que el Ministerio Público determine el no ejercicio de la acción penal cuando se trate de un consumidor del narcótico cannabis sativa, que posea para su consumo personal una cantidad superior a 5 gramos que como dosis máxima establece la tabla de orientación inserta en el artículo 479 del mismo ordenamiento legal.

Este criterio deja la posibilidad de que cualquier ciudadano, ya no pueda ser vinculado a proceso y mucho menos detenido por el delito bajo la hipótesis de posesión simple de marihuana, lo cual puede tener dos vertientes, la primera es en relación el referido criterio emitido por nuestro máximo tribunal,  pues solo refiere a la posesión de la cannabis sativa, no para su consumo en lugares públicos.

Anteriormente también la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ya había resuelto los lineamientos para la siembra y el cultivo de uso personal de la marihuana.

Pero aún falta mucho que legislar, efectivamente no se ha regularizado su venta todavía,    y si un gobernado podrá fumar cannabis sativa, en lugares públicos, con estas resoluciones, pareciera ser que es la apertura para la legalización del narcótico, pero dista mucho aún de cómo será su consumo, en que lugres será permitido, los establecimientos para consumirla, e incluso bajo que parámetros se valdrán las autoridades para detener a un conductor bajos sus efectos.

La pregunta es, sí realmente México estará capacitado para su legalización, tomando en consideración su cultura, costumbres e ideas religiosas  para llevar a cabo esta transición.

Si observamos a nuestros pueblos indígenas que se rieguen bajo sus usos y costumbres,  ellos tienen permitido cultivar y consumir peyote. Pero en parte debido a su creciente popularidad como droga recreativa, la planta es cada vez más difícil de encontrar.

Su territorio sagrado sigue bajo amenaza por el turismo de drogas, entonces México desde muchos años atrás se le ha caracterizado del uso de drogas recreativas.

Esperemos que con estas determinaciones en relación al uso y posesión simple de la cannabis sativa, se dé la apertura solo para su consumo lúdico.

Nos hace reflexionar que en un futuro no muy lejano, los grandes capos de las drogas serán vistos como los magnánimos empresarios, proveedores de este narcótico.

Donde al gobierno federal; ¿Le convendrá esto también?

Pues sabemos de las jugosas mochadas que reciben por parte de los Carteles de las Drogas, cantidades que utilizan para pagar diversas campañas políticas, etc.

En un país donde la delincuencia es un fenómeno humano y como todo fenómeno tiene un principio, una evolución y tendrá por consiguiente, también un final.

¿Acaso esta será la solución para combatir al crimen organizado?

Hoy, al menos ya se tolerara la libertad de poseer el referido estimulante en las bolsas sin el temor de ser detenido, mientras las muertes por la guerra contra las drogas sigue en aumento.

                                                           “Los vicios vienen como pasajeros, nos visitan como                                                        huéspedes y se quedan como amos”.                                                                                     Confucio.

Abogado Penalista, especialista en Derechos Humanos.

@DanielV13802115