18 mayo, 2022

Cadena Politica

Periódico Digital

¿Porqué no debes contagiarte de Ómicron a propósito?

Ómicron

Tras una nueva ola de contagios de Covid-19, la población ha comenzado a desesperase al ver que esta emergencia sanitaria parece no tener fin. Es por esa razón que han surgido algunas personas a las que se les ha ocurrido la idea de contagiarse a propósito de la variante Ómicron, esto con la finalidad de intentar aumentar su nivel de inmunidad, y por que a su parecer es menos agresiva que otras cepas.

Recientemente, el Dr. Paul Offit, director del Centro de Educación sobre Vacunas del Hospital Infantil de Filadelfia, indicó que la  idea de tratar de contagiarse intencionalmente con ómicron “está de moda”.

De igual forma el Dr. Robert Murphy, director del Instituto Havey para la Salud Global de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern, indicó que esta vertiente “se ha propagado como el fuego. “Y está muy extendido, al venir de todo tipo de personas: los vacunados, las personas que ya recibieron su refuerzo y los antivacunas”.

Si en algún momento has pensado en contagiarte a propósito, a continuación te presentamos cinco razones por las cuales no deberías hacerlo.

1. Ómicron no es una “Gripe fuerte”

Si bien se sabe que en el organismo de cada persona los síntomas pueden ser diferentes, hay casos en los que la aparición de estos te puede dejar debilitado durante varios días, incluso dejando secuelas permanentes. “La gente habla de ómicron como si fuera una gripa fuerte. No lo es; es una enfermedad que puede ser mortal”, indicó el Dr. Murphy.

Cabe destacar que un estudio reciente publicado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, indicó que el mayor riesgo de tener síntomas agresivos tras un contagio de Covid-19, es más intenso en en las personas vacunadas de 65 años o más, personas con sistemas inmunitarios debilitados o personas que tenían al menos una de las siguientes condiciones de salud: diabetes o enfermedades renales, cardíacas, pulmonares, neurológicas o hepáticas crónicas.

Sin embargo, puede ser que aún sin tener enfermedades extra que compliquen el cuadro, se corra el riesgo de contraer una infección fuerte. Tengo en este momento un paciente vacunado y con dosis de refuerzo, de más de 65 años sin factores de riesgo subyacentes, que está en el hospital y tiene dificultades”, comentó el Dr. Murphy.

2. Los efectos del Covid podrían seguir por un tiempo indefinido

Investigaciones recientes han mostrado que por lo menos un 80% se libera totalmente de los síntomas después de un mes. . Pero hay otras que no pueden oler ni saborear aún después de seis meses o más. Incluso, es posible que unos pocos desafortunados nunca recuperen esos dos sentidos.

“Todavía estamos tratando de entender el covid prolongado”, dijo Offit. “Como aún no lo comprendemos del todo, yo no sería tan rápido para querer contraer una infección de un virus natural”, indicó.

“Un virus natural siempre se denomina virus de tipo salvaje. Y hay una buena razón para ello: está fuera de control”, explicó Offit. “Nunca te arriesgues a contraer una infección por un virus natural”.

También te puede interesar: BA.2, la nueva mutación del Ómicron

3. Ómicron puede contagiar a los niños

Se ha detectado que la mitad de los niños entre 12 y 17 años elegibles para las vacunas contra el covid-19, el 54% exactamente, han recibido el esquema completo. Solo el 23% de los niños entre 5 y 11 años están vacunados con su primera dosis.

Estas cifras aumentan el nivel de riesgo que pueden correr al momento de contraer la infección. De acuerdo a lo presentado por la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) muestran una tendencia al alza de infecciones en niños. La cual, además, supera con creces “el pico de oleadas pasadas de la pandemia”.

“Durante la semana que finalizó el 6 de enero, se reportaron más de 580.000 casos de covid-19 en niños. Esta cifra representa un aumento del 78% sobre los 325.000 casos adicionales que se reportaron la semana que finalizó el 30 de diciembre. Y casi triplica el número de casos de las dos semanas anteriores”, agregó la AAP.

“Diría que la mejor manera de mantener protegidos a esos niños es vacunarlos cuando sean elegibles y rodearlos de hermanos y padres que también se vacunen”, recomendó la directora de los CDC, la Dra. Rochelle Walensky.

4. Con el aumento de contagios el sistema de salud puede colapsar

Al contraer deliberadamente cualquier variante del SARS-CoV-2, que es el nombre oficial del nuevo coronavirus, “mantendrás la pandemia y sobrecargarás al sistema de atención médica”, advirtió Murphy.

Así mismo, se espera que uno de los problemas más grandes sea la escasez de personal médico. Pues a medida que los trabajadores de atención médica de primera línea se infectan o deben cumplir cuarentenas después de haber estado expuestos al covid-19. Así mismo, la escasez de personal médico no podría ocurrir en peor momento: más de 138.000 personas con covid-19 estaban hospitalizadas en EE.UU. hasta el sábado, según el HHS.

“El sistema de atención médica no está diseñado solo para cuidar a las personas con covid-19. Está diseñado para cuidar a los niños con apendicitis y a las personas que tienen ataques cardíacos y accidentes automovilísticos”, dijo el Dr. Ashish Jha, decano de la Facultad de Medicina y Salud Pública de la Universidad de Brown.

5. Nunca es bueno retar a la madre naturaleza

A lo largo de la historia, muchos han intentado oponerse a la voluntad de la madre naturaleza, pensando que sus acciones no tendrán consecuencias. Aquellos de cierta edad recordarán cuando los padres solían organizar “fiestas de varicela” para exponer a sus hijos pequeños a un niño infectado. Debido a que los casos de varicela en adultos son más graves, la idea era que su hijo se contagiara temprano para “superarlo”.

Solamente, con la cooperación de todos, se logrará poner fin a la emergencia sanitaria. Es necesario realizar acciones desde casa y no dejar todo el trabajo al gobiernos. Pues con pequeñas acciones se pueden lograr grandes cambios.