22 mayo, 2022

Cadena Politica

Periódico Digital

“Exgobernadores sí negociaron con narcos”: Cuauhtémoc Blanco

El gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, afirmó que su antecesor Graco Ramírez y su exsecretario de Seguridad, Alberto Capella, sí negociaron con integrantes de la delincuencia organizada como Santiago Hernández Mazarí, El Carrete, líder del grupo criminal Los Rojos.

Al salir de la Fiscalía General de la República (FGR), Blanco Bravo aseguró que existen videos y grabaciones en las que consta que ambos exfuncionarios negociaban con el narcotráfico.

“De exgobernadores hay audios y grabaciones de que Graco y Capella pactaron, yo no me voy a quedar con los brazos cruzados, porque mi personalidad no me lo permite”, indicó.

“Hay grabaciones donde El Carrete menciona que pactó con Capella y pactó con Graco”, dijo.

Blanco Bravo acudió a la Fiscalía Especializada en Materia de Delincuencia Organizada de la FGR a presentar una denuncia de hechos contra quienes resulten responsables por la supuesta guerra sucia iniciada en su contra y con ello solicitó que se investiguen las acusaciones en su contra por supuestos vínculos con el narcotráfico, que derivaron de la difusión de una fotografía en la que aparece con tres hombres que han sido identificados como supuestos líderes de la delincuencia organizada.

También denunció las amenazas que él y su familia han recibido y pidió que se investigue a exservidores y servidores públicos estatales coludidos con la delincuencia organizada.


También te puede interesar: ¿Cómo educar a tus hijos en el medio ambiente?


“La denuncia es contra quien resulte responsable por los delitos de delincuencia organizada, delitos contra la salud y lo que resulte, en agravio de la sociedad de Morelos”, agregó.

El mandatario acudió a la FGR acompañado de su abogado, el exconsejero de la Judicatura Federal, Alfonso Pérez Daza, quien explicó que buscan que la Federación indague las acusaciones contra el gobernador porque consideran que la fiscalía local no tiene competencia para integrar la carpeta como lo solicitó el Congreso de Morelos.

El gobernador Blanco Bravo subrayó que el ataque mediático en su contra ha sido organizado por jueces, fiscales, policías estatales y municipales coludidos con el narcotráfico.

“No voy a parar porque no voy a permitir que estos personajes destruyan mi imagen y aquí estoy dando la cara. No les tengo miedo, aquí estoy firme dando la cara, que no se equivoquen estos narcopolíticos y toda esta delincuencia organizada”, acusó.

La fotografía que desató todo

Los señalamientos contra el mandatario de Morelos iniciaron tras la publicación de una fotografía en la que se observa a Blanco Bravo con tres hombres identificados como Irving Eduardo Solano Vera, El Profe, presunto líder de Guerreros Unidos y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG); Homero Figueroa Meza, La Tripa, cabeza del Comando Tlahuica, y Raymundo Isidro Castro, El Ray, del CJNG.

El gobernador negó conocer a las personas en la imagen y precisó que se trata de una guerra sucia emprendida por los “narcopolíticos” cuyas actividades ilícitas son investigadas por la Fiscalía General de la República.

El exfutbolista señaló que no conoce a los hombres que posan en la fotografía y sostuvo que esa imagen es una de miles que le piden sus seguidores y nunca les pregunta a qué se dedican.

En los días posteriores a la foto aparecieron dos mantas con amenzas en su contra.

Posteriormente, el vicario de la Diócesis de Cuernavaca, Tomás Toral Najera, reveló que la fotografía fue tomada en Yautepec, un 12 de diciembre, en la parroquia de la Asunción.