16 mayo, 2022

Cadena Politica

Periódico Digital

El drama entre Taylor Swift y Scooter Braun continúa

La que en la actualidad es una de las cantantes pop más populares y reconocidas, continúa sufriendo las consecuencias del contrato que firmó con la disquera Big Machine Records en 2005, misma que Scooter Braun adquirió junto con 6 de sus álbumes lanzados en junio de 2019.

Cabe destacar que Swift no fue notificada de esta situación, en entrevistas ha declarado que se enteró a través de las redes sociales. Luego de enterarse, la cantante ha decidido regrabar todos sus discos hasta Reputation de 2017, esto lo hace debido a que únicamente quedó como dueña de sus letras, no así de las mezclas originales, los samplers y toda grabación realizada en Big Machine Records.

Braun por su parte, desde que se hizo con la disquera BMR ha declarado que él ha intentado acercarse a Taylor para negociar sus discos y canciones: “Todo lo ocurrido me parece muy confuso y sin ninguna base real, La insté varias veces a que nos sentáramos a conversar, pero se negó. Lo mismo cuando le ofrecí venderle su catálogo, pero su equipo rechazó mi propuesta” comentó el representante en su más reciente entrevista.

A pesar de las decenas de demandas y disputas legales iniciadas por los abogados de Swift, los derechos de las canciones continúan perteneciendo a Scooter, asimismo la relación que estos dos personajes han llevado dificulta que podamos ver en el futuro cercano una reconciliación y devolución de los derechos de estas, por lo que el representante y empresario musical continuará recibiendo las regalías y beneficios de éxitos como Wildest dream, blank space, bad blood oy all to well, entre decenas de éxitos.