En medio de su crisis financiera, el gobierno de Naucalpan adeuda más de 70 millones de pesos en prestaciones y salarios a trabajadores municipales.

Informó el primer síndico procurador, Maximiliano Alexander Rábago, quien dijo que se tienen que pagar o habrá más repercusiones legales contra la actual administración.

La presidenta municipal Naucalpan, Patricia Durán Reveles, adeuda salarios acumulados a más de mil trabajadores de confianza.

cada quincena paga con retraso o en parcialidades los sueldos a más de cuatro mil sindicalizados, a quiénes adeuda 12 despensas alimenticias por persona.

Posterior a la sesión de la comisión de hacienda municipal realizada el miércoles, el síndico recordó que la deuda pública asciende a más de mil 400 millones de pesos, y reafirmo que se requieren de un mínimo de 400 millones para asegurar el pago de sueldos y prestaciones de fin de año a trabajadores del municipio.

En sesión de cabildo, Alexander Rábago propuso echar mano de los fondos federales del Fortamum (Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios).

Estimó que son más de dos mil millones de pesos los que la alcaldía podría recuperar del Fortamum, pues desde el 2019.

El Oapas debió reintegrar ese recurso a la alcaldía local y no lo ha hecho.