Tras tres meses de confinamiento los jugadores de fútbol soccer regresan al campo en Wuhan, sitio que ha sido señalado como el epicentro del nuevo coronavirus Covid-19.

Mientras que los equipos profesionales de 1a y 3a división de Wuhan tuvieron que entrenar en el extranjero. Y evitaron regresar a su localidad. Las ligas menores y jugadores amateurs se contentaron con hacer ejercicio en casa o entrenar en alguna azotea o jardín en solitario con su balón.

El confinamiento en la ciudad comenzó el 23 de enero y concluyó a finales de abril.

La federación China de fútbol aún no tiene fecha para el reinicio de sus torneos regulares.